BREVE BIOGRAFÍA DEL ARTISTA


Manuel Puig i Genís nace en Vic el 9 de Enero de 1868. En una familia de comerciantes.

Desde muy temprana edad destaca por su habilidad en dibujo.

ETAPA FORMATIVA

A los 14 años, se traslada a Barcelona para tratar de ingresar en la Escuela de Bellas Artes, Para ganar el dinero necesario trabaja, durante la semana en una empresa de Bordados y los fines de semana en una afamada pastelería.
Con el dinero ganado y la ayuda de un mecenas, logra ingresar en la Escuela de Bellas Artes, donde cursa los más avanzados estudios de la época bajo los grandes maestros del momento: Lorenzale, Rigalt, Caba...obteniendo siempre las "mejores calificaciones".
En 1889 con el cuadro "La desesperación de Judas" consigue el primer premio de la Diputación, que conlleva una "bolsa de estudios" para trasladarse a Madrid. Donde estudia y reproduce a los Grandes Maestros del Prado e ingresa en la Real Academia de B.A.de San Fernándo donde, entre otros tiene de profesor a Federico de Madrazo, quién le otorga la "mejor nota" en pintura. 

Dado el exlenete aprovechamiento consigue prórroga de la bolsa de estudios para seguir en Madrid, al mismo tiempo que vuelve a ganar un primer premio de la Diputación, que esta vez le vale para una "bolsa de estudios" en Roma, donde reputé éxito y prórroga. 

Al regresar de Roma, se vé afectado por el casi-naufragio del vapor Bellver, que el mar devuelve a la isla de Cerdeña después de cuatro angustiosos días sin control por todo el Mediterráneo occidental.

ETAPA PROFESIONAL

Su próximo objetivo fue trasladarse a París, experiencia que tuvo que interrumpirse por el fallecimiento de su padre, al tener que regresar a su ciudad natal, para apoyar a su madre y hermanos menores.
Con esa formación y el prestigio adquirido en su largo recorrido académico, recibió muchos encargos y desarrolló una  carrera profesional, que duro más de 75 años
Su vida estuvo llena de vicisitudes y acontecimientos, imposibles de relatar en el espacio sintético de una página Web. La Fundación está trabajando con especialistas en "Historia del Arte" para, en la mayor brevedad posible publicar una Monografía del pintor con sus datos: Biográficos y los más importante de su ingente obra.
A continuación solo daremos unas pequeñas "pinceladas" de los principales hitos  alcanzados a lo largo de su vida.
OBRA
De su obra, como conjunto, destaca el género del retrato en el que se sitúa entre los mejores retratistas de su época pintando tanto de personas concretas cómo de "personajes"  de los que capta además, de los rasgos físicos, los psicológicos de cada personaje.
Otro aspecto en el que destacó, fue en la "Pintura Religiosa", decorando numerosas iglesias, se tiene constancia de más de treinta.
También decoró numerosas mansiones, colaborando con algunos de los arquitectos más prestigiosos de su época : Sagnier, Gausa y Raspall, Alzomar...
Fue también un gran cronista gráfico, dejando testimonio con sus pinturas y dibujos de acontecimientos tales como: La guerra Carlista, El naufragio del Bellver, la guerra Civíl, los toros, fiestas y mercados en su ciudad.
También pintó numerosos bodegones, paisajes, flores. Y a lo largo de su carrera una cantidad importante de "pergaminos", para homenajear a grandes personalidades desde la Jefatura del Estado hasta el mismo Papa de Roma.
Diseño la decoración de su ciudad natal en diferentes acontecimientos, elementos urbanos, en su juventud fué escenógrafo, figurinista, ilustrador, grabador, conociendo y practicando todas las técnicas pictóricas conocidas : Fresco, óleo, guache, acuarela, cera, tinta, pastel, carboncillo, grafito  etc.
VIDA SOCIAL Y FAMILIAR
Participó en las asociaciones más prestigiosas de su ciudad, Fue presidente del Casino Vicense y Regidor del Ayuntamiento de Vic.
En vida, tuvo que soportar grandes infortunios cómo  la dolorosa muerte de cuatro de sus seis hijos. Los primeros en la tierna infancia, y los últimos con 7 y 36 años respectivamente.
También tuvo que asistir a la destrucción de una buena parte de su obra, en los tristes acontecimientos de la "semana trágica de Barcelona"  y al principio de la "Guerra Civíl Española".
Cual "Ave Fenix" muchas veces tuvo que renacer de sus cenizas y en la medida que le fue posible, después de la guerra volvió a pintar cuadros que se habían perdido y restaurar algunas de las iglesias que habían sufrido daños e incendios.
La fatalidad de pérdida de sus obras, continuaría, aún después de su muerte,  en que por diversas circunstancias las personas encargadas de la custodia de todo el material que guardaba en su taller de vic, no fueron lo confiables que se esperaba perdiéndose el rastro de todo ese importante patrimonio, después de unos tristísimos acontecimientos, que todavía recuerdan algunas personas de su ciudad natal.
ULTIMOS AÑOS
El los últimos años, después de superar una gravísima enfermedad,  se volcó en las dos hijas que le sobrevivieron y en los tres nietos que habían quedado huérfanos de madre, no abandonando nunca su vocación artística.
La pintura de sus últimos años, está influida por sus recuerdos y experiencia vital en la que,  desde una mezcla de ironía y nostalgia, deja una interesante colección de dibujos de personajes y situaciones, que había contemplado a lo largo de su vida,